10 razones para viajar

in Reflexiones/Vídeo Blog por

Vivir lejos de tu país, de tu familia, seres queridos y amigos muchas veces no es fácil. Pero lo cierto es que, en esa balanza de lo bueno y de lo malo, encontramos muchas cosas tan apetecibles que una vez se empieza una aventura es difícil dejarla o renunciar a ella.

maleta mapa

Hay tantas formas de viajar que sería imposible comentar todas esas razones que nos motivan a querer dejar un lugar al que siempre hemos llamado hogar.

Si eres de los que ha llegado a este post por casualidad y las letras no van mucho contigo aquí te dejo un vídeo en el que te insto, con algo de sarcasmo, a que viajes y disfrutes la vida.

Si te gusta leer, entonces puedes seguir el recorrido de este texto que ahora mismo estás leyendo y, si quieres, ver el vídeo cuando lo termines de leer.

¡Bien, sigamos!

A día de hoy creo que he visitado 25 o 30 países. La verdad que pienso que son pocos y más teniendo en cuenta que algunos han sido de pasada y casi caminando de puntillas. He vivido algunas temporadas en unas cuantas ciudades y ahí es donde de verdad he podido sentir el significado de la palabra “viajar” mucho más allá de lo que se entiende por visitar un lugar. Los recuerdos se van acumulando, tanto para bien como para mal, pero el balance sigue siendo positivo de largo.

Sí, hay días que me entran ganas de volver y estar al lado de la familia, ver crecer a mis sobrinos, comerme un buen arroz al horno o pedirme un cubata sin que me lo pongan con esos dosificadores que limitan la cantidad de alcohol hasta casi llegar a la ausencia absoluta.

Pero, por todas las cosas buenas que tiene viajar, siempre que alguien que tiene un cierto interés por ir a otro país me pregunta lo que es vivir fuera respondo lo mismo:

—¡Tienes que probarlo!

Y aunque podría darle cientos de motivos para hacerlo creo que con un pequeño resumen de 10 RAZONES PARA VIAJAR es suficiente y estoy seguro que a cualquiera que le preguntéis lo mismo os podrá decir algo más o menos parecido.

1.CRECIMIENTO PERSONAL

Creo que la mejor manera de aprender es sencillamente vivir. Explorar, aprender, conocer y disfrutar con lo que se hace. Si eres una mente inquieta y abierta a conocer nuevas cosas viajar es lo que necesitas. Tu vida se puede convertir en un curso intensivo que te curte desde el primer momento. Sabrás un poquito más el tipo de persona que eres, cómo reaccionar ante los problemas y cómo resolverlos por ti mismo. Disfrutarás con el proceso y con todas las novedades que encontrarás en tu camino. Podrás conectar con muchas culturas, religiones, razas y gente que estará en la misma situación que tú o con una vida completamente diferente. Se aprende un nuevo concepto de tolerancia y de respeto hacia los demás y verás con tus propios ojos que la vida muchas veces no es un paseo de rosas y más cuando no estás en tu país de origen.

crecimiento personal

Sin ninguna duda, viajar te puede ayudar a evolucionar como persona. Y aprovecho para decirte que esto no te hace superior a nadie. He tenido la sensación de volver a mi ciudad y pensar que todo seguía igual, que todo era aburrido y monótono y que las personas que conocía de toda la vida ya no me aportaban nada. Este síndrome lo parecen muchos viajeros cuando vuelven. Por suerte eso sólo me pasó una vez ya hace bastante tiempo. Ya no tengo ese sentimiento de superioridad por pensar que estaba haciendo algo mejor que los demás o que me aportaba mucho más valor. Es más, me gusta volver y saber que las cosas siguen igual. Saber que puedo hacer lo mismo que antes de irme. Cuando me dicen que tengo valor por irme a la aventura o dejarlo todo (no es el caso de mi viaje actual en Canadá que ha sido relativamente sencillo) yo pienso lo mismo de ellos. Pienso que son muy valientes por pagar una hipoteca con las condiciones precarias que hay ahora mismo en España. Pienso que son valientes por tener una familia y salir adelante. Por eso, viajar tiene que ayudarte para ser una persona más tolerante y respetuosa con los demás tanto con los que te encuentras fuera como los que te reciben haciéndote mil preguntas de tus aventuras cuando vuelves.

2. AUTOSUFICIENCIA

Ríete si no sabías cocinar. Si no sabes cómo hacer una tortilla francesa o un huevo pasado por agua ahora es el momento. No te queda otra si quieres subsistir. Es momento que todo lo que quieras hacer lo hagas por ti mismo. Es hora de aprender a cocinar. Te aseguro que si quedas con la guiri guapa de turno que tiene unas tetorras enormes y te pide que le hagas una paella tú a los 5 minutos estás viendo vídeos en Youtube para saber cómo se hace la susodicha paella. De paso te recomiendo que aprendas a hacer una buena sangría para que se ponga un poco tonta. Vale, quizás el ejemplo de cocinar no refleja aquello de la autosuficiencia como debería pero, básicamente, te estoy diciendo que fuera de tu país sólo estás tú para solucionar la papeleta y los problemas y eso forma parte del crecimiento personal también.

3. APRENDER IDIOMAS

¿Qué me dices del placer de aprender otro idioma? Esa sensación
al comunicarte con personas con las que, antes, nunca lo podrías haber hecho. Y no te preocupes por si tienes un acento fuerte o no pronuncias las palabras como debes, es un proceso que lleva tiempo. Además, yo soy de los que piensa que tener acento abre o cierra muchas puertas (a nivel laboral) y abre o cierra muchas piernas (a nivel personal) dependiendo de tu valía y carisma por lo que no tiene que ser una obsesión para ti sólo ver lo negativo. Recuerda, no es tu lengua materna, siéntete orgulloso por aprender nuevos idiomas.

4. CONOCER GENTE DE TODAS PARTES

Viajar es una fuente inagotable para conocer gente de todas las partes del mundo. Las amistades muchas veces se vuelven muy intensas y perduran en el tiempo. Y, qué queréis que os diga… a mí sí que me han atraído tías de muchos otros rincones del planeta y en esto, hablar inglés como el culo ha sido todo un regalo bendito. Como os decía antes, tener acento a veces es muy bueno. Sí, puedes pronunciar como te salga del culo o con un acento tan fuerte que parezca que sigues hablando español que muchas tías se ponen aún más tontas. Supongo que al revés sucederá igual. ¿Quieres conocer gente nueva? Entonces, viaja.

5. VER LUGARES INCREÍBLES

Si te gustan las fotos cómprate una buena cámara o móvil para inmortalizar lugares y momentos. El mundo es demasiado grande (o pequeño, según se mire) para sólo estar en un mismo lugar toda la vida. Dependiendo lo que te guste puedes ir a visitar lugares llenos de naturaleza, ciudades, monumentos… cada país tiene su encanto. Sin ir más lejos, ayer vi mi primera aurora boreal algo que no se ve todos los días.

6. INDEPENDENCIA

En muchas ocasiones la independencia irá cogido de la mano con el ser autosuficiente. Si estás en una edad en la que aún vives con tus padres tienes que saber que emanciparse en España es un poco jodido. Si decides irte a otro país la experiencia puede ser muy intensa. Por fin podrás hacerte tus horarios, marcarte tus pautas día a día, ponerte tus propias obligaciones y, en cierto modo, sentirte libre. Así que más te vale que seas autosuficiente para llevarlo lo mejor posible. No obstante, en un sentido más abstracto de la palabra te diré que la independencia por viajar hace que cuando estés fuera te sientas libre. Estás alejado de todo lo establecido y aprendido en tu país, con tu cultura, con la metodología y ahora rompes un poco con todo. Todo lo que antes te podía parecer lógico y normal ahora no tiene que serlo y tú decides lo que quieres para ti y lo que no. Tienes independencia para moverte pero también para crear un nuevo estilo de vida o una nueva forma de comportarse

independiente

7. SUPERAR LOS MIEDOS

Las limitaciones en la vida te las pones tú. Lo habrás oído muchas veces y es totalmente cierto. Se puede vivir con miedo o con amor. Tú eliges en qué lado quieres estar. No te estoy diciendo que sea fácil no tener miedos y dudas pero viajar puede ayudarte a conocerlos, a aceptarlos y a superarlos. Si te da miedo viajar sólo a un país cuando lo hagas verás que no era para tanto. Si te da miedo o vergüenza aprender un idioma, cuando lo hagas verás que no era para tanto… y así con todo. No puedes pensar lo que pasará si las cosas van mal, si no aprendes, si fracasas cuando viajas y te quedas sin un duro… porque, como ya os he dicho en muchos otros posts, somos lo que pensamos. Así que mentalízate para saber que todo lo que hagas va a ir de maravilla, que el esfuerzo va a merecer la pena y que, cuando pase el tiempo, podrás decir que superaste muchos miedos que creías eran invencibles.

8. ROMPER CON LA RUTINA

Si estás aburrido de ver siempre las mismas caras o de hacer cada día de tu vida durante 10 años lo mismo no sigas lamentándote porque ya no tienes excusas. Hoy en día hay millones de actividades para hacer y disfrutar del tiempo. Una de esas soluciones es viajar. Tengo muchos amigos que me cuentan sus rutinas cuando viajan y he leído cientos de blogs de viajes donde puedes conocer mil maneras de vivir, mil posibilidades para hacer y mil colores y formas distintos. Sí, viajar es costoso, requiere ahorrar, tiempo, romper con todo, dejar un trabajo o alejarte de tu familia pero puede servirte para romper con esa rutina tan odiosa.

9. VIVIR CON MENOS

El valor de las cosas será bastante relativo. Cosas con las que no podrías vivir sin ellas en tu país no tendrán ningún valor fuera. Personalmente, desde hace tiempo intento vivir con las menos cosas posibles y eso se traduce a menos cargas. Si quieres tener un coche al final te tienes que preocupar por pagar una letra, la gasolina, las reparaciones… te tienes que preocupar por limpiarlo, que funcione bien… Añade a eso ordenadores, móviles, la casa, ropa nueva y que esté de moda… Sí, la sociedad está montada así y ahora yo no voy a desmontarla pero si eres capaz de irte de viaje con una maleta y no dos entonces estás haciendo las cosas bien.

10.CONOCERTE A TI MISMO

Aunque ya lo he nombrado antes, creo que es la idea de lo que somos como personas aprender a conocernos y aprender de nosotros mismos. Te sorprenderás de lo capaz que puedes llegar a ser en todo tipo de situaciones. Superarás tus límites, sentirás como nunca antes lo hiciste y aprenderás de la vida. No digo que las personas que no viajan no aprenden, claro que lo hacen, sólo siguen otro camino. Pero el camino cuando viajas es una aventura especial, una manera de sentir algo diferente si no lo has hecho antes. Es como cuando te enamoras por primera vez, como cuando metes tu primer gol o como cuando pillas tu primera borrachera, son cosas que siempre quedarán ahí.

¿Y a ti que te parece? ¿Te he convencido para que hagas un viaje largo? Si te ha gustado el post puedes compartirlo con tus amigos y en las redes sociales.

2 Comments

  1. Me he encontrado con vuestro blog de casualidad ya que buscaba informaciуn de las Islas Cook. Tengo que decir que ha sido un gran regalo descubriros, leer vuestras vivencias y razones para viajar. Da gusto encontrarse con gente que se ha encontrado a sн misma decidiendo vivir y que ademбs lo comparta con los demбs. Gracias por transmitir con esa pasiуn vuestras vivencias que hacen vibrar a otras personas

    • Muchas gracias a ti por invertir tu tiempo en leer estas pequeñas historias que de vez en cuando dejo caer por aquí 🙂 Si finalmente vas a las Islas Cook deberías de compartir con todos esas vivencias, estoy seguro que más de uno te lo agradecerá!

Deja un comentario

Último de Reflexiones

No comas más

Llevaba un tiempo queriendo escribir un poco sobre el hecho de ser
Go to Top
A %d blogueros les gusta esto: