Category archive

Don Sarcasmo

Políticos y mierdas de perro

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente que soy una persona a la que le encanta pasear a mi perro. Bueno, en general me gusta pasear a perros. Esto le viene muy bien a mis amigos que siempre me encasquetan a sus mascotas cuando se van de viaje y esas cosas.

Mi perro se llama Max. Es un chiguagua de esos pequeños que cariñosamente apodo “Little Cow” porque su pelaje es del color de las vacas lecheras.

Le veo muchas cosas positivas al hecho de pasear a perros aunque, hoy, me gustaría centrarme en el gran inconveniente que esto conlleva.

Sin ninguna duda lo peor de pasearlo es el hecho de tener que recoger sus heces. Seguir Leyendo

La enfermedad del hombre.

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente un poco, así por encima, el pensamiento pululante que se siente en el ambiente acerca de los hombres en general. Somos todos unos enfermos, punto y final.

Como esto es mi blog y tengo que rellenar líneas para llamar tu atención e intentar que te quedes por aquí voy a seguir escribiendo un poco más.

Sí, soy hombre y estoy enfermo. Y tú, si eres hombre (y puede que si eres mujer) también lo estás. Enfermo como tú el que trabajas en una escuela, tú el que trabajas en un bar, tú el que no trabajas, tú el que… hagas lo que hagas estás enfermo.

O, al menos, así es como nos ven muchas mujeres por no decir todas.

Ya sabes, todos los hombres somos iguales, somos todos unos cerdos… y todas esas cosas que se dicen. Supongo que tienen razón. Eso sí, cuando los hombres generalizamos así de las mujeres se considera machismo, patriarcalimo y todas esas mierdas que ya sabemos.

Seguir Leyendo

Tías buenas que no follan.

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente y te hable del misterioso caso de las tías buenas que dicen que no follan.

Creo que estoy siendo un poco vulgar desde el principio y voy a llamar a las cosas por su nombre como ya hice en mi otro post:¿Follamos?

No, no te has equivocado de blog ni has entrado al de Cuarto Milenio por error. Bien es verdad que Iker Jiménez podría dedicar unos cuantos episodios a este misterio incomprensible que me hace pensar, desde ya mismo, en lanzar una recogida de firmas para que lo haga.

¿Realmente existen estas mujeres? ¿Qué les lleva a tomar esa decisión y por qué no follan? ¿Hay manera de hacer que cambien de opinión?

Tú, machito silvestre de las praderas españolas, pensarás que todas las mujeres, por el hecho de ser mujer, tienen una facilidad irrisoria para encontrar el amor follar. He tachado lo de encontrar el amor porque eso ya es otra historia. Seguir Leyendo

Barbas y cunnilingus.

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente lo sorprendido que estoy por la moda de las barbas largas y sucedáneas. Y es que llevo tiempo (años) pensando y preguntándome si esta moda ridícula acabará algún día.

Es de esas modas estúpidas y sin sentido en el que la gente se sube al carro sí o sí, le quede bien o no, se identifique con ello o no.

Sí, eres libre de seguir una moda, pero yo también soy libre de tener una opinión y con las barbas algunas parecen una mascota colgada a una cara.

Hay días que hasta me imagino a las mujeres luciendo barbotas de hipster y todos pensando:

—¡Joder qué barba más sexy tiene esa tía, le queda mejor que a mí!—

Como veis es un tema que me preocupa y es que no todo queda bien. Seguir Leyendo

Las Fallas, el fútbol y los mansos.

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente, aprovechando que estamos en Fallas, lo que pasaría si un día alguien decidiera poner fin a esta emblemática fiesta valenciana o a cualquier otra fiesta de este calibre que se celebra en territorio español… te lo resumo: SERÍA EL FIN DEL MUNDO.

Sí, porque imagínate que alguien nos viniera a decirnos, en nuestro caso, a los valencianos, que —Este año no hay Fallas— O que no hay Feria de Abril, San Fermines, etc, etc. Vamos, a ti te da algo y a mí también.

Saldríamos a la calle a protestar, quemaríamos contenedores, con más lógica si somos valencianos ¡Amunt! Reivindicaríamos lo nuestro con pancartas diciendo —“Es una tradició i un sentiment” sintiéndonos más valencianos que nunca. Aunque en nuestro día a día no hablemos ni una sola palabra te nuestro dialecto favorito o no nos quejemos por no tener un canal de televisión como Dios manda en valenciano o aunque hayamos ido a la escuela en línea en castellano repudiando la línea en valenciano (no es mi caso) el hecho de que te quiten las Fallas sería tan traumático que hasta defenderíamos nuestra lengua autóctona para protestar sobre algo que consideramos vital tener. Seguir Leyendo

Aznar H.D.P.

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente que el otro día me desperté con una pesadilla de esas que te hacen sentir hasta dolor en el recto. De esas en las que estás en la obligación de ir al baño corriendo y saltando de la cama, casi antes de abrir tus pestañas, para defecar una dulce diarrea acompañada de una comparsa musical producida por unas ventosidades a modo de timbalada brasileña. ¡Aiiiss qué gustito da eso, eh!

Sí, ya sé… —¿Qué coño me estás contando?

El motivo no fue otro que un tal José María Aznar apareció en mis sueños, sí, sí, el de “España va bien” y, ya sea por una cosa u otra, se me revolvió el estómago.

Bueno, como he dicho antes, apareció en mis pesadillas. Dónde quedarán esos sueños en los que un grupo de mujeres despampanantes llaman a la puerta de mi casa para hacerme una encuesta, de las que nunca quieres responder, e intentar seducirme para finalmente realizar la orgía soñada… Esos sueños quedan muy lejos, muy, muy lejos…

Seguir Leyendo

Feminazis, flaco favor a las mujeres.

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente que mi álter ego está caprichoso y hoy tiene un sarcasmo que no le cabe en el pecho. No sé si escribir sobre las Feminazis ayuda a mi yo pasional pero, al menos, me entretiene y aleja mi mente unos minutos de toda esta pandemia de vídeos inútiles de Youtube (Mi canal aquí) y de Facebook (Mi Fanpage aquí).

Seguro que algunas Feminazis van a estar que trinan con lo que aquí pueda decir, ya sea para bien o para mal, porque tienen esa facilidad para enloquecerse cuando un hombre habla de las mujeres. Ya ni te cuento cuando sale un anuncio (nada acertado) en el que una marca de aspiradoras usa el día de la madre a modo de eslogan machista. Si es que estamos intentando apagar el fuego con gasolina. Si las pequeñas cosas te afectan tanto como para producirte una urticaria insoportable y padeces de hombrefobia”… bienvenida, eres una Feminazi.

El término Feminazi se empezó a utilizar en la década de los 90 con un significado bien distinto de lo que entendemos hoy en día o del uso que le damos. Husmeando por Internet (no sólo veo vídeos inútiles en Youtube) leí que “el término Feminazi nació en EE.UU. como una reacción de la derecha radical para coartar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.” Seguir Leyendo

Hazte gay

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente así sin rodeos y sin ir a malas, desde el cariño. Hazte gay, maricón, mariquita, bujarrilla… Llámalo como quieras pero siempre con confianza de saber cómo lo dices y a quién.

godgays

Ser heterosexual empieza a ser un quebradero de cabeza. Empieza a ser un trabajo en el que cada día tienes que esforzarte más y mejor si quieres llegar a final de mes y tener tu recompensa. A las mujeres ya no hay quien las entienda, de hecho ni entre ellas se entienden. Eso unido a los nuevos estereotipos masculinos que cada cierto tiempo aparecen. Que si el metrosexual -mariquita no declarado que ha ido degenerando en nuevos especímenes- que si el lumbersexual, que si el barbas de vagabundo rollo hipster que ni él mismo sabe lo que eso significa, que si su polla en vinagre y que si la polla de la polla en vinagre al cuadrado… Yo ya me pierdo y ser uno mismo empieza a ser algo demasiado lineal y aburrido para conquistar a una mujer.

Seguir Leyendo

El patio de mi casa

in Don Sarcasmo por

Me estaba acordando de esa canción de cuando era pequeño que decía:

El patio de mi casa
es particular
cuando llueve se moja
como los demás…”

Si es que mi infancia ya empezó hablando de patios.

el patio

La canción sigue así (y te dejo que la cantes en voz alta para que rememores y recuerdes que una vez fuiste un ser diminuto y no el carcamal que lee un blog de mala muerte como el mío):

“Agáchate,
y vuélvete a agachar,
que los agachaditos
no saben bailar.
Hache, I jota, ka
ele, elle, eme, a,
que si tú no me quieres
otro amante me querrá.

Hache, I jota, ka
ele, elle, eme, o,
que si tú no me quieres
otro amante tendré yo.

Chocolate, molinillo
corre corre, que te pillo
A estirar, a estirar
que el demonio va a pasar”

Seguir Leyendo

¿Follamos?

in Don Sarcasmo por

Yo no sé que pasa que todavía existe ese tabú hacia la palabra “follar”.

Qué manera más estúpida de marginar a una palabra tan bonita. No te hagas líos, estás aquí porque dos personas decidieron follar. Vale, eres un romántico y quieres llamarlo amor, llámalo am… ¡Follar!

Mira, el amor está bien pero lo que te ha traído a la vida ha sido el sexo. A no ser que seas un experimento de laboratorio de esos que se cocinan con guantes blancos y cámaras de frío. Nada en contra, no me malinterpretes.

Y es que no tiene nada malo pensar en follar o, salir para follar o, follar, sin más.

A mí lo que me jode es levantarme a las 6 de la mañana cada día para ir a trabajar y aguantar a un jefe que odio, que es un retrasado mental y que seguramente no folla y por eso me toca aguantar su mal humor día tras día. ¡Lo veis! Todo se retroalimenta. Ese mismo hombre bien follado sería otra persona. Con suerte hasta te daría los buenos días cuando te lo cruzas al llegar al trabajo. Vale, seguramente no te pague el sueldo que te mereces ni las 4 horas extras que haces cada día por la cara pero eso te pasa por vivir en España donde, por lo visto, ninguno de los que está por encima de ti en el organigrama de tu empresa folla lo suficiente. ¿Tú quieres ser jefe de algo? ¡Deja de follar! Entonces te convertirás en un ser amargado y ruin perfecto para destrozarle la existencia a los demás. Seguir Leyendo

Go to Top