Oh Canadá

in Reflexiones por

Podría escribir, como suelo hacer, un diario de viaje contando la experiencia y, sencillamente, podría poner líneas sueltas explicando un poco cómo me va por Winnipeg, ciudad de la provincia de Manitoba en la que vivo aquí en Canadá. La verdad es que no me apetece escribir toda las cosa que hago (y las que no hago) en esta ciudad helada… pero algo tendré que contar.

El nombre de Winnipeg no lo había escuchado nunca hasta que mi mejor amigo de la universidad se vino a vivir a esta ciudad. Ahora, al menos, ya me suena y hasta caí en la cuenta que Winnie de Pooh basa sus orígenes en la historia de un oso (aunque de nacimiento inglés) que adopta su nombre por su ciudad adoptiva, Winnipeg. Pues eso, cosas de las que uno se entera cuando viaja.

winnie

Es curioso el contraste existente entre la gente de Winnipeg y su clima. Las personas aquí son de un carácter bastante cálido, cercano y amable. El clima es frío de cojones. Vale, yo no he venido en pleno invierno donde las temperaturas bajan a más de menos 40 grados, pero, te digo, hace frío para estar a finales de mayo. Si te gusta la nieve, el frío polar y el hielo ésta es tu ciudad. Lo comprobé en mis carnes cuando vine en enero durante 6 días a hacerme un poco a la idea. Y estar en abril y mayo a bajo cero o menos 10 gratidos y con nieve tampoco es algo a lo que un valenciano de ciudad esté acostumbrado.

Volvamos a la cosas bonitas. De las primeras cosas que me enteré sobre la provincia de Manitoba es que su eslogan es “Friendly Manitoba”. Por lo visto, cada provincia en Canadá tiene su propio eslogan. Para Manitoba, después de verse obligados a cambiar su antiguo eslogan (si no me equivoco era “Sunny Manitoba – “Manitoba soleada”) eligieron el de “Friendly”, algo así como “Manitoba amable/amigable” para los que no hablan inglés. Y tengo que decir que después de unas semanas husmeando por la ciudad el eslogan es más que merecido.

maniitobaplate

Sí, en todas las partes del mundo siempre hay gentuza, dispuesta a abusar del extranjero, y gente maravillosa, dispuesta a ayudar a las personas que lo necesitan. Pero cuando llegas a un lugar nuevo siempre te sueles hacer una idea o una sensación de lo que te vas encontrando ya sea para bien o para mal. Aquí la gente se para a hablar contigo, escuchan lo que tienes que decir, lo que quieres proponer y si sienten que hay potencial no dudan en asesorarte, aconsejarte y ayudarte con lo que sea. Es más, yo creo que aunque no haya ningún potencial lo hacen por ser tremendamente educados siempre con una sonrisa y con atención.

La gente me parece muy abierta. Recuerda, esto es Norte América. Olvídate de llegar a un lugar y darle dos besos a una tía que acabas de conocer o un abrazo cálido y efusivo al colega de turno, esas cosas son para los países cálidos o desvergonzados como el nuestro. Bueno, yo sigo haciéndolo con algunas personas, pero porque tengo mucha cara y no quiero renunciar a lo que me gusta de mi país. Ya que tengo que renunciar a la playa de mi barrio, al jamoncito serrano que está muy rico y a los cubos de 7 quintos por 3 euros déjame al menos que cuando llegue a una fiesta le de 2 besos a un tía en las mejillas. ¿Qué coño es eso de darle la mano y decirle “—Encantado”? Supongo que algunas me verán como un guarro, un aprovechado o un monstruo cuando lo hago y otras me verán como el típico tío simpatiquillo con acento español que, igual que las besa por un lado, por otro lado también tiene su gracia por decir “house” con una perfecta jota (pronunciando la palabra “jaus”).

Otra cosa que me gusta de aquí es lo organizado que parece estar todo. Fui al servicio del inmigrante a arreglar mis papeles y me atendieron a las mil maravillas. Un trato excelente, ayudas por parte de los trabajadores en todos los sentidos: asesoramiento, información, uso de servicios como internet y ordenadores de manera gratuita… Para nada tienes la sensación de encontrarte al típico funcionario español que está tocándose los huevos (o la parrusa, coño para los amigos) a dos manos mientras juega al Candy Crush o al solitario con la punta del pito, incapaz de sonreírte al verte entrar o de darte los buenos días. Eso suponiendo que esté en su puesto de trabajo, ya sabéis… aquello de los almuerzos de 2 horas para desconectar del estresante trabajo que tienen. Y mira que me jode rajar de España porque amo a mi país, pero en cuanto a sinvergüencería, corrupción y vaguear de forma suprema somos líderes mundiales.

funcionarios

También fui a una feria del trabajo en el centro de la ciudad. Fue una buena experiencia y, sobre todo, me ayudó a hacer algunos contactos. Después de preguntar en varios “stands” dónde podía encontrar trabajo que se adaptara a mis necesidades y cómo adaptar mi currículum vitae al formato canadiense saqué varias conclusiones claras de la gente de aquí.

La primera es que no hay que tener vergüenza a la hora de buscar oportunidades. Las oportunidades están ahí, existen y, aunque no las veas, en cualquier momento aparecen. Puedes ser muy buena persona, puedes tener un currículum de escándalo pero tienes que moverte un poco y eso a los canadienses les gusta.

La segunda es que los canadienses si te pueden ayudar en algo lo hacen encantados y de verdad. Insisto, te preguntan por lo que necesitas y a lo que te dedicas, te dicen qué empresas buscan a gente para trabajar, dónde echar las solicitudes, te ponen en contacto con otras personas y entidades, te piden tus datos por si te pueden recomendar a alguien y te llaman o te escriben varios días después para preguntarte cómo te van las cosas, etc.

feria winnipeg

Como os digo, ir a esa feria del trabajo fue una buena experiencia. Conseguí algún contacto, que luego me ha servido para encontrar trabajo, y también me informaron de dónde ir para adaptar mi currículum vitae con lo que me dije que tenía que ir sin falta.

Dicho y hecho, los siguientes días los dediqué a ir a un centro para desempleados e inmigrantes para así adaptar mi currículum. Yo no sé si habéis ido alguna vez a que os hagan un currículum como Dios manda pero os lo recomiendo totalmente. Siempre he tenido la costumbre de decirle a algún amigo que me lo arreglara, lo decorada y le diera un formato interesante a la hora de buscar trabajo. Error. Tampoco sé si en España tenemos centros de este estilo que merezcan la pena y que sean gratuitos. Estoy muy desencantado con el funcionariado español, la oficina del paro, servicio de la juventud y derivados. Lo que os puedo decir es que el primer día me entrevistaron durante unas cuántas horas. Me hicieron preguntas de todo tipo para entender cuál era mi personalidad y así buscar las palabras más idóneas para poner en el currículum. Cambiaron el formato por completo buscando las potencialidades. Me ayudaron a estar más preparado para una entrevista, a realizar una carta de presentación como toca, a saber buscar empleos que realmente interesan, saber dónde buscarlos y todas esas cosas. Está claro que aquí el porcentaje de desempleo es mucho menor que el de España, pero es que también son mucho menos chapuceros que nosotros y hasta para orientarte tienen ese estilo que te sube la autoestima.

osborne village

Y es que, no sé qué pasa aquí, que cuando hablas con alguien para buscar trabajo, cuando vas a una oficina de empleo, del inmigrante o cuando vas a una entrevista de trabajo te vas a casa con la sensación de haber “papado” (papar: enrollarte con una tía sin consumar acto sexual pero aportándote gran felicidad). Digamos que hay una sensación positiva con las personas, te sientes valorado, te tratan como una persona, ¡Sí, eso es! Cuando vas a una entrevista de trabajo aquí no tienes la sensación de que eres un cerdo que ha sido engordado y preparado para su sacrificio meses después. Porque, no me jodáis, he ido a entrevistas de trabajo en Valencia donde pensaba “—Por favor que no me cojan… vaya infierno me espera!” por no mencionar lo muy imbéciles que eran los que me entrevistaban. Pero las circunstancias son las que son y tenemos que aceptar auténticas mierdas. Pues bien, aquí en Canadá yo he salido de alguna entrevista pensando que el entrevistador era mariquita por el interés que mostraba o que la entrevistadora sencillamente me quería follar. Es un decir, ya sabes, pero son esos detalles a la hora de buscar trabajo que hacen que la experiencia sea más o menos grata. Porque buscar trabajo en sí es un trabajo y agota. Así que prefiero que me traten como lo hacen aquí, así deberíamos de ser tratados porque, al fin y al cabo, somos nosotros los que vamos a darle nuestros servicios y nuestro tiempo a las empresas.

Me comentaron la semana pasada que por cada oferta de empleo que sale en España hay una media de 125 ó 150 personas que compiten contigo por conseguirla. El segundo peor porcentaje creo que por detrás de Chipre. ¿Sabes colocar en el mapa Chipre? Aquí la media es de 5 personas. Leí que en Infojobs o, como yo llamo a esa página web, InfoLOL por cada puesto de trabajo hay una media de 74 candidatos destacando que para administración de empresas la media es de 300 candidatos y para dependiente 470. Es que InfoLOL me da mucha risa (LOL- Laughing out loud: Reírse a carcajadas, alto o partirse el culo). Suelo recibir de ellos el email con posibles ofertas por las noches y me echo a reír, bueno, es para llorar. Ves las ofertas, las condiciones y los sueldos y piensas “¡Vaya panda de hijos de putas que tenemos en España!”. Nos quieren hacer trabajar en horarios infames de 7 de la mañana a 9 de la noche, por supuesto con sábados incluidos y con una polla de 25 centímetros incrustada en tu culo y sin vaselina para que no puedas ni pestañear (creo que en algunas ofertas de trabajo esto ya viene hasta por escrito). Y, atrévete a protestar, que ya sabes dónde tienes la puerta de la calle. ¿Para qué sirven estos portales de trabajo si los trabajos son una auténtica mierda?

infojobs-logo-picsay

Visto así, cuando uno piensa en el invierno polar de aquí que ni Hyoga (caballero del cisne de la serie Los Caballeros del zodiaco) podría aguantar pienso “—¡Coño, tampoco estoy tan mal!”. He de decir que no estoy aquí porque me hayan echado de mi país como a otros muchos españoles (Sí, hijos de puta del Gobierno, no nos vamos, nos echáis!). Son unos cuantos años ya viajando por el mundo y viviendo en muchas ciudades, pero, ya me empiezo a hacer mayor para aguantar imbecilidades a las que, supongo que, tarde o temprano tendré que ir a morir cuando vuelva. De momento sigo viajando por el placer de descubrir, por el placer de encontrar cosas nuevas, de aprender y de crecer como persona.

Y en esas he encontrado una ciudad en la que puedes pisar de manera involuntaria a otra persona la cual te responde con un “—Sorry!”. ¿Pedirte perdón por ser pisado? Una ciudad en la que un día, sentado en un banco comiendo pipas, viene un tío que está en la carretera de en frente a 25 metros limpiando los árboles a golpe de manguera, ese tío que se ha bajado del camión cisterna y se toma su tiempo para decirte que tengas cuidado no vaya a ser que te moje con el agua sabiendo que ni con viento te alcanzaría. Una ciudad en la que vas en bici por la cera y los peatones te piden perdón cuando te cruzas con ellos por impedirte el paso aunque ellos tengan preferencia. Sin ir más lejos, el otro día me dejé la bici sin atar cuando fui a comprar a un supermercado en una zona un poco oscura y no tan “amigable” con las luces encendidas parpadeando y al salir ahí estaba intacta mi bicicleta, en su sitio con ambas luces encendidas en modo discoteca. ¿Suerte? Supongo que sí, pero sé de muchos sitios en los que la bici no me hubiera durado ni 5 segundos o, al menos, las luces. Una ciudad en la que en muchas esquinas hay muchas pinturas y grafitis que hacen referencia a su historia, a los nativos canadienses, a los distintivos de Winnipeg y donde ese arte no se considera vandalismo o crimen.

indian walls

Por contrapartida, la cruz de la moneda es la cantidad de gente sin recursos y vagabundos que encuentras en algunos barrios, sobre todo en el centro de la ciudad. Hay calles que dan auténtico miedo y en donde se aprecia la clara desigualdad social y económica de un sistema tan capitalista. Norte América en estado puro. Consumismo y centros comerciales. Comida basura barata, accesible y fácil para todos. Cafés aguados a 4 dólares. Mujeres Ipad de esas que se quedan en casa comprando todo el día por Internet, con su “tablet Appel” de 900 dólares de los cojones y viendo series en Netflix. Vagancia extrema en la que todo el mundo va en coche hasta para comprar en la tienda que hay en la esquina de al lado que sólo justifico cuando es invierno extremo… Aunque, lo que verdaderamente me enerva es el lamentable, caro y asqueroso transporte público de la ciudad. Pagar 2,60 dólares por coger el bus me parece una auténtica salvajada. Muchas zonas están mal comunicadas, largas esperas para el siguiente autobús… ¿2,60? Estamos de coña. Por no mencionar la fauna ibérica y el olor que te encuentras cuando subes… Lamentable y terrorífico. Al igual que los servicios de telefonía, Internet… Caros de cojones. Ejemplo de mi tarifa del móvil: 30 dólares por mensajes ilimitados y 100 míseros megas de internet (de esos 30 dólares sólo 10 son para llamadas, es decir, para tener mensajes ilimitados tienes que pagar 20 pavos y si quieres recibir llamadas o llamar pagas los 10 extras porque aquí, te cobran cuanto te llaman y cuando te escriben un mensaje). Para tener una tarifa de internet en el móvil decente tienes que pagar 50 dólares mínimo… Así que… lo mire por donde lo mire las compañías lo tienen bien montado aquí. Tampoco te alarmes, nosotros lo sufrimos con las compañías de la luz, del gas, del agua, internet, el IVA, su puta madre y la reputa de la puta de su madre… y si aún queda alguna otra madre, pues ésta también.

sorry

Como digo siempre, al final hay que disfrutar de las cosas buenas que te ofrecen los sitios y de las personas. Todo suma en esta vida amigos así que hagamos por disfrutarla. Mientras tanto iré aprendiendo el himno de Canadá… no sea que al final…

“oooooh Canadaaaaaa…

Our home and native land!

True patriot love in all try sons command…”

Deja un comentario

Último de Reflexiones

No comas más

Llevaba un tiempo queriendo escribir un poco sobre el hecho de ser
Go to Top
A %d blogueros les gusta esto: