Los toros se ven mejor desde la barrera…

in Reflexiones/Vídeo Blog por

… o eso pensaban unos cuantos.

Hace un tiempo subí a mi blog un post (GATOS Y TOROS) en el que os hacía una sencilla pregunta:

Si tuvierais la posibilidad de elegir entre ser un gato o un toro ¿Cuál de los dos elegiríais? Seguir Leyendo

El grillo que canta

in Cuentos por

Nota: Historia extraía de mi diario, escrita originalmente en inglés durante mi estancia en Santa Mónica.

 

EL GRILLO QUE CANTA.

Encontré a Santiago una noche en el baño de mi casa. No podía aguantar más y fui rápido a mear. Puedes imaginar esa sensación cuando estás a punto de explotar y sueltas el primer chorrito…

— mmmmm ¡Qué gusto!

Pero, después de dos segundos, sentí que algo o alguien me vigilaba. Y ahí estaba Santiago, en el suelo, mirándome y cantando.

En un primer momento pensé que era una cucaracha. Seguir Leyendo

El chico y la montaña

in Cuentos por

Había sido un verano caluroso, lleno de emociones, Sol y playa.

Desde la costa, el chico divisaba, al fondo, una montaña en el horizonte, a espaldas de la ciudad. La montaña y la ciudad competían por ganarse las miradas del joven, quien reconocía su amor por la urbe y, también, el poder de atracción que generaba en él dicho macizo.

Esa atracción despertó la curiosidad del muchacho para saber más sobre la cordillera. No era suficiente el observarla desde la distancia. A pesar de su miedo a las alturas, a lo desconocido o a investigar en un lugar donde no sabía si quería llegar, tenía la necesidad imperiosa de adentrarse en ella.

Decidió, aún con todas esas dudas, realizar una excursión a sus valles. Seguir Leyendo

Ella, el hada madrina

in Cuentos por

—Mami, voy afuera al porche a jugar con Chicho. —dijo Anisa mientras acariciaba a su perrito que sostenía en brazos.

—Está bien cielo, pero no tardes mucho, dentro de poco anochecerá y la cena estará lista pronto. Cuando papá termine de ducharse cenaremos. —contestó su madre mientras caminaba hacia la cocina.

Anisa era una niña de 6 años risueña y feliz. Sus ojos eran grandes y brillantes, de color miel. Le gustaba mucho jugar con su perro Chicho, un perro salchicha de color marrón que apareció un día misteriosamente en la casita del lago donde veraneaba. Desde el primer día Anisa y Chicho conectaron. Iban juntos a todas partes. Jugaban, corrían y cazaban insectos. Chicho era toda un experto encontrando lombrices, grillos y saltamontes que Anisa recogía, con un cazamariposas o con las manos, para luego guardarlos en una cabaña donde los cuidaban y les daban de comer hasta que, felizmente, les dejaban marchar. Seguir Leyendo

¡Gracias fútbol!

in Reflexiones por

El fútbol es pasión.

Del fútbol se dicen muchas barbaridades. Desde que es un deporte de borregos al clásico “pues no sé qué gracia tiene ver a 22 tíos (o tías) corriendo detrás de un balón”.

La magnitud que engloba este deporte está por encima de la de cualquier otro. El fútbol actual y moderno es una mezcla de fama, dinero, fanatismo, intereses y política (entre muchas otras cuestiones) donde los padres buscan que sus hijos sean las nuevas súper estrellas del futuro para que puedan forrarse, los radicales se camuflan y se esconden entre la multitud para llevar a cabo sus cometidos y los políticos y gente de dinero intentan manipular a las masas a su antojo para su beneficio personal. Seguir Leyendo

Veni, Vidi, Vici

in Reflexiones por

Viajar siempre ha sido una de las cosas que más me han llamado la atención.

Al principio hacía viajes de mentiras. Mini viajes con el colegio a granjas-escuelas o zoológicos, escapadas con el instituto o viaje de final de curso para ver si te ligabas a la niña a la que nunca te habías atrevido a decirle nada durante el año o acampadas con amigos en plena adolescencia a zonas de playa y fiesta para intentar ligar con la guiri de turno. Seguir Leyendo

Oh Canadá

in Reflexiones por

Podría escribir, como suelo hacer, un diario de viaje contando la experiencia y, sencillamente, podría poner líneas sueltas explicando un poco cómo me va por Winnipeg, ciudad de la provincia de Manitoba en la que vivo aquí en Canadá. La verdad es que no me apetece escribir toda las cosa que hago (y las que no hago) en esta ciudad helada… pero algo tendré que contar.

El nombre de Winnipeg no lo había escuchado nunca hasta que mi mejor amigo de la universidad se vino a vivir a esta ciudad. Ahora, al menos, ya me suena y hasta caí en la cuenta que Winnie de Pooh basa sus orígenes en la historia de un oso (aunque de nacimiento inglés) que adopta su nombre por su ciudad adoptiva, Winnipeg. Pues eso, cosas de las que uno se entera cuando viaja. Seguir Leyendo

Viva las gordas

in Reflexiones por

¿Os habéis parado a pensar alguna vez la cantidad de críticas continuadas que sufren las personas con sobrepeso? ¿El maltrato infinito por el que pasan y la humillación sin límites a las que les sometemos?

No voy a ser hipócrita para deciros que nunca me he burlado de un gordo o que nunca he rechazado a una chica porque me pareciese gorda. Todos hemos sido niños alguna vez niños o gilipoyas y nos hemos burlado del que tenemos al lado. También estoy seguro que se habrán burlado de mí o me habrán rechazado, muchas más veces de las que me creo, por haber sido bajito, feo o lo que sea. Seguir Leyendo

La Rosa

in Cuentos por

El pequeño estaba jugando en el jardín de la casa mientras sus padres terminaban de hacer la mudanza. Tenía ese espíritu aventurero que todos los niños tienen. Ese sentimiento de libertad y esas ganas por descubrir un nuevo lugar. Sus padres nunca habían tenido una casa con jardín y nunca habían vivido alejados de la ciudad. Se sentía totalmente ilusionado por tener un lugar donde jugar al aire libre. Rápidamente, este jardín se convirtió en su lugar favorito de la casa. La valla que rodeaba el jardín tenía una puerta que se abría haciendo un ruido extraño. Le encantaba abrirla y cerrarla (los niños se divierten con cualquier cosa) y, desde allí, contemplar un camino misterioso que en esa puerta empezaba.

“—¿dónde terminará este camino? —se preguntaba.”

Su madre ya le había advertido varias veces que nunca se alejara del jardín. Pero la curiosidad de un niño es mucho más grande de lo que un adulto pueda imaginar. Seguir Leyendo

Me enamoré de los jueves

in Cuentos por

Todo empezó un jueves, no podía ser otro día. El día de la semana con el que decidiste llamarte. El día en el que habías decidido citarnos y acordarnos de ti. El día en el que habías decidido que nos olvidásemos de todo para relajarnos, leerte y emborracharnos de tus palabras. El día en el que se alargan los cafés.

Durante unos minutos, los minutos en los que te leo, el mundo se detiene. Porque me gusta entrar en tu cabecita y saber que no soy el único que persigue sueños y que desea atraparlos. Hablas de la vida, del amor y de las amistades. De las anécdotas pasadas y de lo que está por venir. Siento la ilusión y la pasión con la que las yemas de tus dedos acarician cada letra de tu teclado. Seguir Leyendo

Go to Top