Tag archive

blog

Aznar H.D.P.

in Don Sarcasmo por

Deja que te cuente que el otro día me desperté con una pesadilla de esas que te hacen sentir hasta dolor en el recto. De esas en las que estás en la obligación de ir al baño corriendo y saltando de la cama, casi antes de abrir tus pestañas, para defecar una dulce diarrea acompañada de una comparsa musical producida por unas ventosidades a modo de timbalada brasileña. ¡Aiiiss qué gustito da eso, eh!

Sí, ya sé… —¿Qué coño me estás contando?

El motivo no fue otro que un tal José María Aznar apareció en mis sueños, sí, sí, el de “España va bien” y, ya sea por una cosa u otra, se me revolvió el estómago.

Bueno, como he dicho antes, apareció en mis pesadillas. Dónde quedarán esos sueños en los que un grupo de mujeres despampanantes llaman a la puerta de mi casa para hacerme una encuesta, de las que nunca quieres responder, e intentar seducirme para finalmente realizar la orgía soñada… Esos sueños quedan muy lejos, muy, muy lejos…

Seguir Leyendo

Pokemon Go el fin de la raza humana

in Vídeo Blog por

Deja que te cuente que esta es de esas veces en las que te digo “DALE AL PLAY” porque ninguna explicación puede ser más acertada que la del vídeo que aquí te pongo.

Sí, hacía tiempo que no aparecía por mi blog porque esto de viajar a veces me nubla los dedos y no me deja conectar con mi teclado.

Pero ayer, cuando me vi rodeado de miles de zombies o caminantes sin alma enganchados a un móvil, recordé que más vale que me enganche reenganche a otro tipo de hobbies, como por ejemplo escribir.

zombies

Tengo que decir que nunca había estado rodeado de tanta gente conectada a lo mismo o, más bien, desconectada del mundo real.

Seguir Leyendo

Tú qué preferirías

in Vídeo Blog por

Deja que te cuente que para mí pasan los años y puede que nos hagamos más viejos, vivamos en otros países, cambiemos los trabajos, lo dejemos con una tía o con otra… pero en algunas cosas seguimos igual.

Y una de las rutinas que nunca cambian es la del juego ¿Tú qué preferirías? Ese juego en el que le preguntas a alguien qué preferiría elegir entre dos opciones.

Más de 15 años de amistad dan para muchos ¿Tú qué preferirías?

Y es que un paseo por Pacific Palisades en Santa Mónica sienta mejor si es con un puñado de risas.

Seguir Leyendo

No comas más

in Reflexiones por

Llevaba un tiempo queriendo escribir un poco sobre el hecho de ser vegetariano, vegano o cualquier otra palabra que terminara en ano. Sí, todo lo que acaba en ano siempre estará de moda ya sea por un motivo o por otro. Cuestión de gustos en la comida.

carne

Ya que has llegado a este blog no te voy a hacer perder el tiempo hablándote de anos, sexo anal, defecaciones, culos operados o cosas así. Quizás otro día.

Finalmente, me he decantado por escribir sobre la comida. De verduras, carne y esas cosas.

Aunque me dirija a ti también me dirijo a mí en un ejercicio de autocrítica y concienciación personal.

No sé si os lo habéis planteado alguna vez, pero… ¿Habéis pensado en dejar de comer carne? Yo he tenido unas cuantas fases, por diversos motivos, en las que apenas como carne y otras en las que he dejado de comerla por completo así como los productos derivados de ella. Adiós a ese jamoncito serrano que te pones en las tostadas, adiós a ese vaso de leche matutino repleto de cereales, adiós a ese filetito de ternera hecho a la brasa… Seguir Leyendo

De pesca por Winnipeg

in Vídeo Blog por

Una de las cosas que me apetece hacer desde que llegué a Winnipeg -y que aún sigue pendiente- es poder patinar sobre hielo en un río congelado y no en una de esas pistas artificiales cutres que montan en las ciudades calurosas para paliar tal carencia.

Al menos, he podido empezar el año con muchas risas yéndome a pescar y pasando el día con unos amigos. Gran día para recordar.

Aquí un pequeño resumen.

Seguir Leyendo

El patio de mi casa

in Don Sarcasmo por

Me estaba acordando de esa canción de cuando era pequeño que decía:

El patio de mi casa
es particular
cuando llueve se moja
como los demás…”

Si es que mi infancia ya empezó hablando de patios.

el patio

La canción sigue así (y te dejo que la cantes en voz alta para que rememores y recuerdes que una vez fuiste un ser diminuto y no el carcamal que lee un blog de mala muerte como el mío):

“Agáchate,
y vuélvete a agachar,
que los agachaditos
no saben bailar.
Hache, I jota, ka
ele, elle, eme, a,
que si tú no me quieres
otro amante me querrá.

Hache, I jota, ka
ele, elle, eme, o,
que si tú no me quieres
otro amante tendré yo.

Chocolate, molinillo
corre corre, que te pillo
A estirar, a estirar
que el demonio va a pasar”

Seguir Leyendo

Mis amigos los monos

in Reflexiones por

Qué lejos quedan aquellos tiempos en los que los humanos eran animales de verdad y qué pena da ver en la especie en la que nos hemos convertido ahora. Aquellos tiempos en los que éramos peludos y en los que no articulábamos palabra alguna. Porque, seamos sinceros, algunos humanos que tienen la capacidad de hablar y comunicarse bien sabemos que no lo merecen.

evol1

Somos la gran mentira de la evolución de la naturaleza.

Sí, tengo complejo de mono y maldigo el momento en el que el primer Australopithecus se irguió sobre sus dos piernas prosperando en las sabanas arboladas de África aunque, éstos, no tienen culpa de nada.

Seguir Leyendo

Leño – Cucarachas

in Mi Música por

Hoy empiezo una sección nueva en mi blog en donde le escribo a la música. Porque la música es vida y energía y en mi blog intento, muchas veces sin conseguirlo, que las palabras te despierten igual que lo hace esa canción que tanto te gusta y te engancha. Ya lo decía Friedrich Nietzsche: Sin la música la vida sería un error.

Por cercanía familiar y, a modo de tributo hacia mi tío Ramiro, he decido empezar con una canción que, aunque ya tiene sus años, debería sonar cada mañana en la melodía de los despertadores de nuestras casas para recordarnos que no estamos solos.

Seguir Leyendo

El creador de caminos

in Cuentos por

Era la tercera noche seguida en la que había llegado a ese camino misterioso. Aceitunita, así es como le llamaban de forma cariñosa, no sabía muy bien cómo había llegado hasta allí pero esta vez estaba convencida que podría avanzar por ese camino, ya que en las dos noches anteriores no lo había conseguido y apenas recordaba como había salido de allí.

Lo que verdaderamente le sorprendía de estas tres noches es que eran diurnas. El Sol iluminaba el momento con su luz y su energía.

—¿Dónde me encuentro? ¿Por qué sigo aquí y por qué hay tanta luz? —murmuró con ciertas dudas. Seguir Leyendo

Breve carta de amor

in Cuentos/Reflexiones por

Me gustaría que pudieras leer esta carta y sonrieras…

Decirte en persona que te quiero y que te echo de menos.

Darte las gracias por todo lo que hiciste y sigues haciendo por mí.

Fuiste esa rosa que un día se marchitó, sin decir adiós. Pero volviste, para quedarte para siempre, floreciendo mágicamente en mi interior sin que me diera cuenta. Seguir Leyendo

Go to Top