Tag archive

miedos

Si supieras…

in Cuentos por

Si supieras lo que te echo de menos cada vez que te vas. Cada vez que me dejas solo. Cada vez que decides separarte de mí sin saber cuándo vuelves.

Los segundos son minutos, los minutos son horas y las horas son momentos eternos de espera. Momentos que en tu mundo pasan mucho más fugazmente pero que en el mío nunca terminan.

Sólo tengo ganas de que vuelvas. Quiero saltar, quiero bailar, quiero que mi alegría se desborde cuando siento que me abrazas y acaricias mi pelo. Quiero sentir tus manos en mi piel y quiero que el mundo se pare en ese momento donde sólo existimos tú y yo. Quiero que me digas lo bonito que soy y quiero que me digas lo mucho que me quieres. Quiero que juguemos y quiero pasear contigo y mostrarte que te soy leal y que mi amor por ti es incondicional.

Seguir Leyendo

El chico y la montaña

in Cuentos por

Había sido un verano caluroso, lleno de emociones, Sol y playa.

Desde la costa, el chico divisaba, al fondo, una montaña en el horizonte, a espaldas de la ciudad. La montaña y la ciudad competían por ganarse las miradas del joven, quien reconocía su amor por la urbe y, también, el poder de atracción que generaba en él dicho macizo.

Esa atracción despertó la curiosidad del muchacho para saber más sobre la cordillera. No era suficiente el observarla desde la distancia. A pesar de su miedo a las alturas, a lo desconocido o a investigar en un lugar donde no sabía si quería llegar, tenía la necesidad imperiosa de adentrarse en ella.

Decidió, aún con todas esas dudas, realizar una excursión a sus valles. Seguir Leyendo

Ella, el hada madrina

in Cuentos por

—Mami, voy afuera al porche a jugar con Chicho. —dijo Anisa mientras acariciaba a su perrito que sostenía en brazos.

—Está bien cielo, pero no tardes mucho, dentro de poco anochecerá y la cena estará lista pronto. Cuando papá termine de ducharse cenaremos. —contestó su madre mientras caminaba hacia la cocina.

Anisa era una niña de 6 años risueña y feliz. Sus ojos eran grandes y brillantes, de color miel. Le gustaba mucho jugar con su perro Chicho, un perro salchicha de color marrón que apareció un día misteriosamente en la casita del lago donde veraneaba. Desde el primer día Anisa y Chicho conectaron. Iban juntos a todas partes. Jugaban, corrían y cazaban insectos. Chicho era toda un experto encontrando lombrices, grillos y saltamontes que Anisa recogía, con un cazamariposas o con las manos, para luego guardarlos en una cabaña donde los cuidaban y les daban de comer hasta que, felizmente, les dejaban marchar. Seguir Leyendo

Go to Top