Tag archive

pasión

Allí estaba ella despertándose en su cama.

in Cuentos por

Allí estaba ella despertándose en su cama, totalmente relajada. Eran las nueve y media de la mañana y, por supuesto, no había oído la alarma. Le daba igual.

Madrugar no era de su agrado y siempre agradecía el poder dormir un poco más. La sábana de la cama todavía seguía caliente, al igual que su cuerpo, porque se había fusionado en perfecta armonía con el calor que desprendía su piel.

Le gustaba ese tacto sedoso al dormir y por eso siempre intentaba cubrir su cuerpo con esa sábana, que parecía agradecer tan íntimo detalle, amolándose a su figura desde los pies hasta su pecho. Esta vez no había pijama para ofrecer resistencia al tacto. Sonrió.

Sonrío porque había pasado una noche diferente. Pensó en todo lo que había compartido con ese chico. Los besos, las caricias, los abrazos y, mientras pensaba en él, no pudo evitar acariciarse el cuerpo con las manos. Su mano derecha rozaba ligeramente una de sus ingles mientras que con su mano izquierda se acariciaba el pecho que seguía tan sensible que reaccionaba erizando la piel de su cuerpo y endureciendo sus pezones. Seguir Leyendo

El puente

in Cuentos por

Y allí, al fondo, se iban acumulando todas las almas en forma de luz blanca amarillenta.

Todas tenían que hacer la misma cola para pasar por aquel puente. Ninguna conocía la existencia de esta plataforma porque, desde muy pequeñas, a cada una de esas almas les había contado un cuento diferente sobre lo que pasaría cuando llegara este momento. Unas creían en la idea de subir al cielo, otras en la idea de caer al infierno, muchas no creían en nada.

La realidad era otra.

De forma instintiva hacían la cola de manera sepulcral y siempre en la misma dirección. Nadie les decía por dónde tenían que ir y, sin embargo, todas obedecían al mismo patrón de seguir unas a las otras.

Entonces, se paraban en seco cuando llegaban al puente. Se paraban porque no sabían qué les esperaba y ese puente, de aspecto mitológico, infundía respeto. Delante de ellas se asomaban los primeros peldaños. A unos metros de distancia el puente desaparecía y se perdía en el infinito.

El puente tenía un aspecto muy antiguo. Estaba hecho de madera que parecía carcomida y las barandillas eran unas cuerdas enredadas a modo de trenzas con su única finalidad de evitar que las almas se salieran por los costados. Muchos de los peldaños estaban rotos y otros ni tan solo parecían haber existido. Seguir Leyendo

Soñando contigo – Kiko Navarro feat. Concha Buika

in Mi Música por

Deja que te cuente que después de unos días en los que el sarcasmo y el humor incomprendido estaban invadiendo las teclas de mi teclado vuelvo a mis andadas musicales dejando de lado esa sátira que parece que no todo el mundo entiende.

Me estaba acordando de mi época festiva de finales de los 90 y principios de la década del 2000 en el que hubo un vació musical, respecto a mis gustos, a la hora de salir y explotar el repertorio ridículo de bailes que se llevaban en aquellos años.

Valencia era una ciudad en donde La ruta del Bakalao había reventado, cual burbuja inmobiliaria, y se resistía a dejarnos. La música máquina estaba muerta y había derivado en lo que mucha gente llamaba cantaditas. Nunca me gustó esa época.

Entonces, llegó el house, con todas sus variantes, que se fue imponiendo poco a poco. Me hice fan de todas esas canciones en las que aún se cantaba y se hacía música de verdad sin tanto sonido inventado en un ordenador. En esas canciones escuchas voces de negras, coros, bajos que llevan la base de la canción, un tío que soplaba el saxofón y se dejaba los pulmones  o el típico mamporreo de los timbales a dos manos.

Seguir Leyendo

¡Gracias fútbol!

in Reflexiones por

El fútbol es pasión.

Del fútbol se dicen muchas barbaridades. Desde que es un deporte de borregos al clásico “pues no sé qué gracia tiene ver a 22 tíos (o tías) corriendo detrás de un balón”.

La magnitud que engloba este deporte está por encima de la de cualquier otro. El fútbol actual y moderno es una mezcla de fama, dinero, fanatismo, intereses y política (entre muchas otras cuestiones) donde los padres buscan que sus hijos sean las nuevas súper estrellas del futuro para que puedan forrarse, los radicales se camuflan y se esconden entre la multitud para llevar a cabo sus cometidos y los políticos y gente de dinero intentan manipular a las masas a su antojo para su beneficio personal. Seguir Leyendo

Go to Top